Quizá haya podido leer nuestros comentarios diarios o revisado nuestra visión estratégica en vídeo o informe. En general hay un exceso de información y opiniones con respecto a la situación del mercado actual y su orientación a acertar con respecto al referéndum en Reino Unido si sale a favor de salir de la Unión Europea o nos quedamos dentro. Nosotros intentamos mirar el mercado con una óptica distinta.

Cuando tanta gente opina, lo que acaba ocurriendo es que nos fijamos más en los titulares negativos. Hay muchísimos gestores que estiman como pequeña la probabilidad de la salida de UK, pero que han ajustado su cartera para prevenir un posible impacto de lo que para ellos es menos probable.

En este momento liquidez en las carteras de los fondos de inversión globales está en máximos desde el año 2001, a niveles de los atentados del 11 de septiembre (véase gráfica siguiente).

rafa1

Esta liquidez ha salido de forma preventiva de los activos de riesgo, comprando en muchos casos deuda de gobiernos alemán y USA, así como Oro para protegerse, así como coberturas de derivados que han ido arrastrando a los mercados, tanto al alza en precios de los bonos (bajando su TIR), como a la baja en las bolsas, especialmente europeas.

La gente habla, habla.  Estos días solo se habla  de las encuestas que salen negativas, del último informe de Goldman Sachs que generó esta semana muchas más ventas… ¿Y por qué  no hablamos también de que las encuestas las hacen a teléfonos fijos de hogares donde es más probable que se encuentren personas mayores, con emociones encontradas con respecto a la economía actual y futura?. Claramente hay un sesgo.

Tampoco hablamos de que la mayoría de compañías están lanzando mensajes cada vez más claros de que puede ser muy negativo para el empleo de sus trabajadores si se salen de la UE  (lo que hará virar la opinión de muchos de ellos, familiares y amigos). No se habla mucho, tampoco, de que en las casas de apuestas todavía se mantienen niveles cercanos al 70% las probabilidades de mantenerse UK en la Unión Europea, y ahí no es hablar con un entrevistador, ahí lo que se hace es apostar, poner dinero de verdad.

Poniéndonos en el caso de que estamos al 50% en probabilidades, observando qué han hecho los mercados europeos con respecto a USA a 12 meses vista, claramente se observa que el deterioro “relativo” del principal índice americano y el europeo es de nada menos que 17 puntos. ¿Cuánto más pueden caer? No se. Si el Eurostoxx se va a los mínimos de este año solo nos quedan cinco puntos más. Si se acelera, pues nos caerá un 10% adicional…

Bien, pero si el mercado rebota desde estos niveles porque se salva este partido, de nuevo, solo volver a los niveles desde comienzos de año, nos ofrecería una subida de aproximadamente un 18% a la bolsa europea. Si alcanza los niveles de comienzos del año pasado, pues puede subir un 35% aproximadamente. Todos estos movimientos podríamos pensar que estarían dentro de un comportamiento normal.

Y ahora me pregunto yo. Si gestionar riesgos y oportunidades lo basáramos en qué dinero meter en una apuesta que me dan unas probabilidades de alcanzar determinados premios, ¿no sería razonable tener apuestas con los datos actuales? Repito las apuestas: Ganar en el corto plazo un 35% frente a perder un 10-15%, con una probabilidad igual al 50% ¿Cómo lo ves? Yo quiero jugar este tipo de apuestas, la verdad.

¿Y si consideramos que es más fácil que la gente sobre reaccione ante los titulares más negativos, generando un estado emocional tendente a incrementar la prudencia y la aversión al riesgo, generando la salida del mercado de los que no pueden soportar el dolor?. Es probable que el mercado no se esté dando cuenta que la probabilidad de que en UK decidan salir de la Unión Europea es del 50% aproximadamente.

El miedo a perder representa un dolor emocional mayor que la posibilidad de una ganancia. Los planteamientos pesimistas suelen encontrar mayor relevancia, pero debemos de recordar que los mercados suelen comportarse, tras pasar un cierto tiempo de indefinición, de forma contraria a lo que espera la mayoría.

Y si casi todo el mundo está asustado, ya habrá vendido. Y si ya han vendido la mayoría, no quedaría mucho por vender. Esta es la teoría de la formación de suelos en los mercados, y puede acompañarse con el argumento de la probabilidad, no muy contemplada, de que la racionalidad de los ingleses les invite a mantenerse como están, a no jugar con experimentos (similar a lo que pasó en Escocia, no lo olvidemos), y que todos los que están acumulando liquidez, o comprando bonos de gobierno alemán al -0.60% (por ejemplo a dos años), acabará más pronto que tarde volviendo a los activos de riesgo.

La vuelta a los mercados de los que están en liquidez pudiera ser tan rápida, tan fuerte, que los primeros que comprarán son los inversores institucionales, y finalmente los clientes particulares, seguramente tras haber ya dado grandes pasos los mercados y muy a menudo comprando más caro que como vendieron. Los rebotes pudieran ser importantes.

¿Cómo tendría mi cartera posicionada en este momento?

Momentos de convulsión los hemos tenido, sabíamos que podrían llegar y pensamos que seguirán llegando. Las carteras siempre deben de estar bien diversificadas, preferentemente a través de muchos fondos muy flexibles multiactivos, idealmente seleccionados y gestionados discrecionalmente por un equipo profesional, dedicado en exclusiva a esta labor.

Lo más importante para nosotros es diversificar las fuentes de riesgo, y este tipo de fondos suelen hacerlo. Si la visión y  la forma de construir la cartera son distintas, también diversificamos el riesgo gestor. Con contratos de gestión discrecional de carteras también diversificamos el riesgo de tomar decisiones más emocionales que racionales.

Por tanto, riesgo sí, pero muy diversificado y controlado. Este es el concepto que tenemos en la mente y lo que está detrás de las decisiones del equipo de inversiones de Unicorp Patrimonio.

El mundo  hoy en día se ha convertido en un lugar desafiante para invertir. La economía mundial sigue presentando perspectivas inciertas, las viejas certidumbres ya no logran ser válidas, los datos generan indicios mixtos.  Los inversores ahora necesitan navegar en un mar agitado, pero hay que evitar las trampas que te van lanzando, para encontrar las evidentes oportunidades existentes.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

 

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+