La serenidad que mantuvimos en el equipo de gestión discrecional de carteras de fondos, ha permitido que las cestas hayan rebotado con fuerza, recuperándose del peor arranque de año de los mercados que se recuerda en décadas. La debacle del petróleo, la devaluación de Yuan y el temor a que la economía global entrase en recesión provocó correcciones en torno al 20% en la mayoría de índices de renta variable a mediados de febrero. Nuestra visión era clara. El mercado estaba exagerando los riesgos y aunque el escenario más probable era que habría menor crecimiento global, descartábamos la recesión que estaba descontando el mercado.

La mayoría de índices de renta variable marcaron mínimos el día 11 de febrero. A modo de recordatorio, podéis ver las claves diarias de los días 10, 11 y 12 de febrero:

Evidentemente las carteras corrigieron con fuerza hasta ese momento pero, igualmente, si nos hubiésemos dejado llevar por el pánico vendedor, no podríamos haber recuperado las pérdidas sufridas. A cierre de mayo, las cestas de perfil conservador y moderado ya han recuperado las pérdidas y cotizan en positivo (+0,27% y  0,04% respectivamente) y las de perfil arriesgado y muy arriesgado, están cerca de conseguirlo (-0,63% y -1.69% respectivamente). En el siguiente gráfico se puede ver la evolución de principales cestas de fondos gestionadas desde el día 11 de febrero al 31 de mayo.

1

Los datos más relevantes del resto de carteras gestionadas de fondos son los siguientes:

  • Cesta Solidez. +0,31% en el acumulado del año. +1,24% desde mínimos del año.
  • Cesta Prudente. -0,52% en el acumulado del año. +2,98% desde mínimos del año.
  • Cesta Conservadora Rentas. +1,40% en el acumulado del año. +5,03% desde mínimos del año.
  • Cesta Decidida. -0,27%% en el acumulado del año. +4,86% desde mínimos del año.
  • Cesta Equilibrada Rentas. +0,94% en el acumulado del año. +7,03% desde mínimos del año.

 

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+