Visión Semanal: Estrategias de Gestión

En el siguiente cuadro le presentamos la visión de nuestro Departamento de Inversiones tomando de referencia el mes anterior y distinguiendo las diferentes tipologías de activos.

2-3

No hubo movimientos destacados la semana pasada. Los bonos alemanes siguen estando muy por debajo de las expectativas de inflación, pero siguen funcionando como refugio tanto por las dudas de la renta variable cómo por el entorno político de periféricos y la negociación de la deuda griega.  Las expectativas de inflación de corto plazo en Europa siguen repuntando, ya que se mantiene el repunte de los precios del petróleo. Las primas de riesgo de corporativos al menos se mantienen estables así como los plazos cortos de deuda pública, presionados por el QE europeo. De cara al verano, mantenemos la apuesta por bonos corporativos globales y estrategias de retorno absoluto reduciendo liquidez para la parte más conservadora de las carteras. El binomio rentabilidad riesgo es más atractivo vía crédito que vía duración, ya que los tipos a largo descuentan un escenario demasiado pesimista.

La mayoría de índices siguen dentro de los rangos de precios de las semanas previas, o que no aporta señal alguna, aunque el rebote de final de la semana tiene connotaciones positivas. Tenemos a todos los índices en un rango entre máximos de marzo y mínimos de febrero, muy amplio en el que, hay volatilidad, pero no hay tendencia clara. En medio de este rango sólo observamos rotación de activos. Ante la falta de tendencia y la posibilidad de que aumente la volatilidad este verano, apostamos por carteras muy diversificadas y compañias de alto dividendo, de mayor calidad y menor volatilidad (mayor número de fondos, con mayor exposición a estrategias muy flexibles) que reduzcan la volatilidad de la cartera.  A pesar de mantener una exposición a renta variable similar a los índices, estamos en condiciones de ver las posibles correcciones en bolsa como una oportunidad de aumentar riesgos, siempre y cuando se respete la zona de mínimos de febrero.

Vuelve la debilidad del dólar tras anticipar la FED que subirán tipos en junio o julio, pero seguimos sin ver motivos para que rompa claramente el lateral entre 1,08-1,15. Materias primas debe ir reduciendo su volatilidad asentando un suelo de largo plazo, aunque se descarta una recuperación vertical debido a las bajas tasas de crecimiento global previstas.

Visión Semanal: Estrategias de Gestión
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies