En 2015, el Grupo Unicaja Banco ha obtenido un resultado consolidado de 184 millones de euros, frente a los 75 millones de 2014 (excluido el efecto contable del “badwill” originado por la operación de adquisición de Banco CEISS)

Los resultados alcanzados se sustentan en las siguientes palancas:

  • Capacidad de generación de resultados: plasmada en la obtención de un margen básico (margen de intereses más comisiones) de 926 millones de euros y de un margen bruto de 1.575 millones de euros
  • Solidez del negocio bancario: como muestra la formalización de nuevas operaciones de crédito concedidas por Unicaja Banco y Banco CEISS por importe de 3.200 millones de euros. A su vez, los recursos de clientes minoristas aumentan en más de 700 millones de euros respecto al cierre del ejercicio 2014, destacando el crecimiento de los depósitos a la vista en un 17,5%
  • Niveles de solvencia: con un CET1 o ratio de capital de primer nivel ordinario que aumenta desde el 11,0% en diciembre de 2014 hasta el 12,8% en diciembre de 2015
  • Fuerte posición de liquidez: con un volumen de activos líquidos (neto de los utilizados) que supone el 26% de los activos totales y una ratio de préstamos sobre depósitos que mejora hasta situarse en el 82%
  • Control de costes: la política de contención y racionalización de los gastos se ha traducido en una reducción de los gastos de explotación del 3,4%, tasa calculada con criterios homogéneos respecto a los ejercicios 2014 y 2015
  • Caída de la morosidad: en 2015, el saldo de los activos dudosos se ha reducido en más de 1.250 millones de euros (un 26%), con descensos tanto en Unicaja Banco como en Banco CEISS, lo que se traduce en una reducción de 2,6 p.p. de la tasa de morosidad hasta situarse en el 10,0%
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+