El suelo parece ir consolidándose gracias a la entrada de las manos fuertes.

18  de Febrero  de 2016

Autor. Miguel Ángel Paz Viruet. Director de gestión.

 

El S&P500 encadena ya tres sesiones con fuertes subidas. Esto no es lo relevante sino que lo está haciendo tras tocar el nivel de mínimos relevantes del año 2014 y tras una semana de verdadero pánico y desánimo por parte de los inversores. El miércoles de la semana pasada comentábamos que se podría haber vivido ya la capitulación del mercado, sobre todo tras ver la portada apocalíptica del periódico ABC. Por eso el rebote es más importante. Se ha producido en un momento en el que sólo las manos fuertes se han incorporado al mercado. En el gráfico del S&P500 se aprecia la fortaleza del rebote. Todo apunta a que se podría encaminar a corto plazo a la zona de 2.000 puntos que es la siguiente zona de resistencia clave.

1

Además, la zona desde el punto de vista de más largo plazo, es un nivel crítico para apostar por el S&P500 tanto si pensamos que se moverá en un terreno lateral entre mínimos y máximos de los dos últimos años, como si pensamos que seguirá la tendencia alcista de largo plazo iniciada en 2009.

2

Lo que no sabemos es si ciertamente la semana pasada compraron las manos fuertes. En Bloomberg podemos distinguir la evolución del saldo comprador de operaciones de más o menos de 10.000 títulos. Es la forma más aproximada de poder saber qué es lo que hacen las manos fuertes. En el S&P500 el saldo acumulado de las operaciones de más de 10.000 títulos (línea roja) ha ido corrigiendo todo el último año. En el rebote de septiembre a diciembre del S&P500 (línea blanca) estos inversores no participaron comprando sino que aprovecharon el rebote para seguir vendiendo. Sin embargo, en las caídas de las últimas semanas, sí que están aumentando fuertemente el saldo comprador. Es decir, que todo el papel que distribuyeron a partir del primer trimestre del año pasado, están empezando a comprarlo en las caídas de febrero.

3

Contrasta claramente con el comportamiento de las operaciones de menos de 10.000 títulos (que podríamos identificar con inversores  minoristas). Vendieron fuertemente en las correcciones del verano pasado y empezaron a comprar a final del rebote. Este año vuelven a vender fuertemente presa del pánico por la caída del  mercado y en el rebote de las tres última sesiones no han participado absolutamente. Así pues en las últimas sesiones están comprando los operadores que compran más de 10000 títulos y no compran los de menos de 10000 títulos. A priori apunta bien el rebote.

4

En Europa pasa algo similar. El saldo comprador de las manos fuertes está repuntando en las caídas de enero, algo que no pasó en las caídas del verano pasado.

5

Mientras que el saldo de las compras de menos de 10000 títulos aún no se percatado del rebote. Quizás empiecen a comprar cuando llevemos más días de subida, tal y como ocurrió en noviembre tras el rebote de octubre.

6

El suelo parece ir consolidándose gracias a la entrada de las manos fuertes.
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies